Encabezado de página

Hidratación y ejercicio físico en estudiantes de educación física de la Universidad de Cundinamarca. (Estudio piloto)

Herney Romero Lozano, Guillermo Eduardo Ortega Mora

Resumen - 114


Resumen

Introducción: los estudiantes de Educación Física desarrollan un ejercicio físico mayor que el común de las personas, pero menor que los deportistas de rendimiento; sin embargo, esta práctica genera cambios metabólicos y estructurales muy similares, el ejercicio físico que los estudiantes practican genera situaciones de requerimientos energéticos, nutricionales y de balance hídrico del cuerpo, similares a los que vivencian los deportistas, por ello mantener los niveles adecuados de agua en el cuerpo es fundamental para garantizar su correcto funcionamiento y al mismo tiempo evitar alteraciones en las estructuras corporales. Objetivo: determinar los hábitos de hidratación y de ejercicio físico en los estudiantes de Educación Física de la Universidad de Cundinamarca. Metodología: el trabajo se hizo con los estudiantes de la Facultad de Ciencias del Deporte y Educación Física de la Universidad de Cundinamarca sede Fusagasugá, el total de los estudiantes encuestados fue 213 de un total de 600 personas, lo que representó el 35,5%. Se aplicó un cuestionario de frecuencia de consumo para determinar el tipo de bebida, cantidad y frecuencia con que se consumía y una encuesta de registro de las características del ejercicio físico y la condición climática en la que se desarrolló. La información fue analizada para determinar los patrones generales de comportamiento en relación con los hábitos de hidratación, al mismo tiempo se estableció la confiabilidad de los instrumentos de recolección. Se establecieron medidas descriptivas y medidas de tendencia central. Resultados: los 213 estudiantes se encontraban en una edad comprendida entre los 18 y 22 años, la duración promedio de la actividad física realizada fue de dos horas, la cual se llevó a cabo en unas condiciones climáticas que tendían de fresca a muy cálida, la intensidad del esfuerzo estuvo en un nivel medio con inclinación a una alta intensidad y las actividades con mayor número de practicantes fueron fútbol, gimnasia y tenis. En los hábitos de hidratación se encontró que las bebidas más comúnmente ingeridas fueron el agua, las bebidas gaseosas y los zumos de frutas, la cantidad promedio de ingesta osciló entre los 200 y los 400 ml, ingeridos antes de la actividad física con una a tres ingestas; durante la actividad física nuevamente se tomaban de una a tres ingestas y después de la actividad física se tomaban dos a tres ingestas. En relación con la hidratación se evidenció que la bebida con mayor frecuencia de consumo fue el agua, esta bebida por sí sola no genera la total recuperación de las pérdidas hídricas y no repone la pérdida de electrolitos, se evidenció también el consumo de otro tipo de bebidas que no cumplen con  las características hidroelectrolíticas que debería tener las bebidas que esta población necesita consumir, el valor promedio de ingesta de bebida osciló entre 200-400 ml. Conclusiones: se evidenció que la población estudiada no presentaba unos correctos hábitos de hidratación antes, durante y después de la actividad física, no relacionan el tipo de ejercicio, la intensidad, la duración y las condiciones climáticas con la cantidad, la frecuencia de consumo y el tipo de bebida, estos comportamientos pueden desencadenar en un bajo rendimiento físico, alteraciones funcionales o lesiones músculo-esqueléticas.


Palabras clave

hidratación; ejercicio físico; educación física

Resumen - 114

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
Imagen